El 10 de julio tendrá lugar una reunión informativa para las familias de nuevo ingreso

LA SANDIA: Una fruta del verano



Fresca, Dulce y Aromática, la Fruta típica del Verano constituye una Fiesta de colores y sabores. Y además de estar muy rica, es un auténtico tesoro para la Salud.


La Sandia contiene un 95 % de Agua, por lo que es una de las frutas más refrescantes, además, a pesar de su sabor dulce, contenido en azúcares es bajo (menos de 4 gramos por cada 100 de fruta) y es poco calórica.

Una característica propia es que tiene una elevada cantidad de citrulina, un aminoacido útil para la división celular, la cicatrización de las heridas y la eliminación del amonio en el cuerpo.

Para elegirla correctamente, se ha de golpear su piel con los nudillos: La Sandía Nunca debe sonar a "Vacía".



POLOS DE SANDÍA Y NARANJA

INGREDIENTES

1/2 sandia

2 naranjas

150 gr de azucar

150 ml de agua


PREPARACIÓN

1. Poner el agua en un cazo junto el azucar y llevarlo a ebullición. Cocerlo hasta obtener un almibar no demasiado espeso.
2. Retirar las semillas de la sandia y triturarla. Pasarla por el colador chino.
3. Exprimir el zumo de las naranjas y colarlo.
4. Mezclar el zumo de las frutas con el almibar y repartirlo en recipientes especiales o en cubiteras. Dejarlo en el congelador y, pasada una hora, introducir los palitos o cucharillas para preparar los polos. Dejarlos cuajar durante una hora más.




Otra manera de hacer polos es la siguiente: 



Ingredientes para hacer tus propios polos de fruta:

- 200 gr de fruta a tu elección (en la foto kiwi y fresas)
- 200 ml de zumo de naranja, piña, manzana… según combine con la fruta que elijas. Puedes poner también una mezcla de varios zumos
- Azúcar glas al gusto (si la fruta no es muy dulce) o una cucharadita de miel (o ambas cosas)
- El zumo de medio limón para que la fruta mantenga un bonito color


Elaboración

Pelamos y la vamos la fruta. La troceamos y la pasamos por la batidora hasta que obtengamos un puré muy fino.

Mezclamos la fruta con el zumo y probamos el dulzor. Añadimos la miel o el azúcar glas y volvemos a pasar por la batidora.

Ponemos la mezcla en unos moldes de polo. Si no tienes puedes usar vasitos de yogur o de quesitos frescos de los pequeños. Ponemos unas maderas o palillos chinos dobles y cortados y dejamos enfriar en el congelador al menos 3 ó 4 horas hasta que se congelen por completo.

Para desmoldar puedes poner debajo del grifo de agua caliente un momento.
Puedes hacer más cremosos estos polos añadiendo un poco de queso crema o unas cucharadas de yogur natural o de sabores.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Últimos Comentarios


Subir a Inicio