Educación para la Salud



La infancia es la edad ideal para adquirir hábitos y costumbres sanas. En esta etapa, los niños y niñas aprenden comportamientos, actitudes, gestos y posturas que en buena medida definen su carácter y su personalidad.

Las frutas y verduras contienen innumerables propiedades y beneficios para la salud y se postulan como potentes antioxidantes. Estas a su vez vienen determinadas por su composición cromática, y debemos también de aprovechar esta característica tan llamativa para los más pequeños.

El consumo recomendado por los expertos oscila entre tres y cinco piezas combinadas a lo largo del día, lo que se convierte en una tarea un tanto complicada 




Durante el segundo trimestre, en el aula pitufa, hemos estado trabajando el proyecto de educación para la salud  (alimentación e higiene) y varias sesiones han sido realizadas gracias a la aportación de las familias de nuestros peques.

El señor Zanahorio nos ha estado acompañando durante estos meses y se ha convertido en la mascota de nuestra aula tanto así que los pitufos lo saludan, lo abrazan y le dan muchos besitos ^-^
cada vez que lo ven o está con nosotros en la asamblea.



Durante este tiempo se les ha presentado Fresas, Caqui Pérsimon, Mandarinas, Manzanas, Aguacates, Kiwis, apio, y las han probado, manipulado, olido (las fresas y mandarinas huelen muy bien), notando que algunas frutas eran ácidas, dulces...



En otra sesión, con manzanas y apio realizamos un mural con uno de nuestros personajes de cuento favorito, el buho Lulo. Y comprobamos las formas que dejan en el papel, al estamparlas con pintura.




Realizamos también varias sesiones sobre el cepillado de dientes. Además de presentarles en una gran lámina todo lo necesario para cepillarnos los dientes así como las acciones, cogimos nuestro cepillo de dientes y le limpiamos a Caillou ;)



Otra actividad fue cepillar los dientes de la lámina que la seño nos había preparado y así le dejamos una sonrisa más bonita.



Lo que se aprende en estos años difícilmente se olvida. Los niños y niñas son como un libro en blanco. 
¡Y los padres y educadores, unos pinceles que les dejarán huella!

Archivo del blog

Últimos Comentarios


Subir a Inicio