El periodo de escolarización para los alumnos de nuevo ingreso será del 10 al 26 de mayo

La Bronquitis

La bronquitis es una inflamación de los bronquios, que afecta principalmente a los bronquios de gran tamaño y a la tráquea, de ahí que también se la llame en ocasiones tráqueobronquitis.

La que puede afectar a los niños es la bronquitis aguda. La causa más frecuente es la infección por virus y suele durar entre 5 y 10 días. Los síntomas de bronquitis aguda son: tos seca e irritativa, que en unos días pasa a productiva (es decir, el niño mueve flemas con la tos), ruidos respiratorios (roncus, raramente pitos o sibilancias), fiebre de intensidad variable, aunque en general la fiebre suele ser moderada (no mayor de 38,5º C axilar), y dificultad respiratoria (disnea, fatiga) en general poco llamativa. La mayor parte de los niños presentan un cuadro de catarro de vías altas los días previos al inicio de la bronquitis.

Si su pediatra ha diagnosticado de bronquitis aguda a su hijo, lo que debe hacer es seguir las recomendaciones que le haya dado.

No existe ningún tratamiento específico. Se recomiendan una serie de medidas de soporte:
• Hidratación adecuada para fluidificar las secreciones, ofreciendo líquidos por vía oral con frecuencia.
• Permeabilidad nasal con suero fisiológico y aspirar secreciones.
• Antitérmicos si hay fiebre.
Debe saber que es un proceso que, con el debido cuidado, se va a solucionar en unos días, que casi nunca requiere antibiótico y que lo más importante es ofrecer al niño más agua de lo habitual, evitar que coja frío, no fumar en ningún caso en el hogar, si tiene fiebre, tratarla y si tose mucho por la noche que duerma semiincorporado (con la cabecera algo más elevada que los pies de la cama).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Últimos Comentarios


Subir a Inicio