El periodo de escolarización para los alumnos de nuevo ingreso será del 10 al 26 de mayo

Disfruta de la Lactancia Materna

"A veces, las cosas más maravillosas de la vida, son las más sencillas,
 y no es que sean gratis, es que no tienen precio".



La leche materna es el mejor alimento que una madre puede ofrecer a su bebé desde el momento de nacer hasta que ambos lo deseen. No solo considerando su composición, sino también en el aspecto emocional, ya que el vínculo afectivo que se establece entre una madre y su bebé amamantado constituye una experiencia especial, singular e intensa. Existen sólidas bases científicas que demuestran que la lactancia materna es beneficiosa para el bebé, para la madre y para la sociedad en todos los países del mundo.

Esta guía sobre Recomendaciones para la Lactancia materna está editada por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía y puedes descargarla AQUI o pinchando en la imagen de la portada.

“Ser una buena madre no es incompatible con trabajar fuera de casa, 
tanto si se amamanta como si no”.



La Asociación Española de Pediatría elabora un protocolo para favorecer la lactancia materna en las escuelas infantiles. Estos centros deberían facilitar la alimentación de los lactantes con la leche de sus madres, la mejor según todos los especialistas. Estas son algunas de las recomendaciones para llevarlo a cabo.

¿Cómo conservar la leche materna?

Y es que como explica la doctora Díaz, la leche materna resulta más fácil de conservar y almacenar que la leche artificial. No obstante, deben seguirse una serie de recomendaciones para preservar las condiciones de higiene y el valor de la leche, así como para garantizar que cada bebé sólo es alimentado con su propia leche. En este sentido, el protocolo elaborado por el Comité de Lactancia, establece que la leche materna puede mantenerse a temperatura ambiente al menos 24 horas. Si no se va a administrar en el día, los pediatras apuestan por congelarla tras haberla enfriado previamente. La leche puede durar al menos dos semanas en los congeladores que están dentro de la misma nevera; entre 3 y 4 meses cuando el congelador tiene puertas separadas (tipo combi) y seis meses en congeladores separados. Los envases de cristal siguen siendo la opción más adecuada para la congelación.  

– Descongelación. Lo mejor es sumergir el recipiente en otro con agua caliente. Tras este proceso, se puede guardar la leche en la nevera por un periodo no superior a 24 horas y nunca congelar de nuevo ni almacenar lo que el bebé no haya tomado. No debe calentarse en el microondas porque pierde propiedades.

– Transporte a la escuela. Se aconseja que la leche, extraída o descongelada ese mismo día o el día anterior, vaya en tantos biberones como tomas, y que éstos estén claramente identificados con la fecha de consumo, nombre y dos apellidos. La leche debe mantenerse refrigerada en el camino en una nevera portátil con bloques de hielo y, por supuesto, al llegar a la escuela se debe almacenar en la nevera.




Si quieres acceder al Protocolo para la alimentación con leche materna en las escuelas infantiles pincha AQUI.


Información para madres trabajadoras:

  • Ley 39/1999, de 5 de noviembre, para promover la conciliación de la vida familiar y laboral de las personas trabajadoras (B.O.E. 60/11/1999).
  • Sobre el permiso diario por lactancia: BOE 29/03/1995, art. 37.
  • Sobre excedencias por maternidad: BOE 29/03/1995, art. 46.
  • Modificaciones para niños prematuros y hospitalizados: BOE 10/07/2001. Ley 12/2001 de 9 de julio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

Últimos Comentarios


Subir a Inicio